De improvisación a composición

Por Paul Rigg

En Road To The Sun (5 de marzo de 2021; BMG Modern Recordings), el legendario guitarrista Pat Metheny renuncia a su Ibanez PM200-NT en favor de su mítica Pikasso de 42 cuerdas, pero su verdadero logro aquí es la composición. 

Tal es el genio de Metheny que, al parecer, el ganador de 20 Grammys puso fotos de sus colaboradores delante de él para imaginar exactamente qué papel desempeñarían en las dos grandes obras que componen su nuevo disco. En concreto, Jason Vieaux -que a los 19 años se convirtió en el ganador más joven del prestigioso Concurso Internacional de Guitarra de la Fundación de América- toca la guitarra clásica en la suite inicial Four Paths Of Light, mientras que el Cuarteto de Guitarra de Los Ángeles (LAGQ; compuesto por John Dearman en las "siete cuerdas", Matthew Greif, William Kanengiser y Scott Tennant en la clásica) toca en la segunda pieza de seis partes, Road to the Sun. En cierto modo, este álbum puede considerarse la respuesta respetuosa de Metheny al disco Images of Metheny, de Vieaux, de 2005, y al disco Guitar Heroes, de LAGQ, de 2004, que incluía interpretaciones de su material; sea como fuere, es evidente que los guitarristas de este disco sienten un enorme respeto por la destreza y la capacidad compositiva de los demás.
 

 

"Originalmente, llegué a la composición como una forma de ampliar mi alcance como improvisador", dice Metheny. "Improvisar y componer son actividades relacionadas que ocurren a temperaturas muy diferentes. Pero al mismo tiempo, lo ideal es que el tipo de cosas que me gustan como oyente y amante de la música es lo que aspiro a representar, independientemente de cómo lleguen a ser."
 

Esta grabación representa un gran paso para Metheny en al menos dos sentidos. Por un lado, su primer disco para Modern Recordings representa un valiente paso hacia el territorio de la guitarra clásica, que ha sido convenientemente respaldado por una amplia cobertura en BBC Radio 3 y 4. Por otro lado, se ha informado de que ninguna parte del disco se ha improvisado, sino que todo está completamente anotado. 

 

El solo de apertura de cuatro movimientos de Jason Vieaux está repleto de melodías y la composición de Metheny le permite mostrar tanto su habilidad técnica como su maravilloso tono y tacto. Metheny dice: "He seguido el mundo de la guitarra clásica con interés y desde el primer momento en que escuché a Jason, ha sido uno de mis músicos favoritos. Sobresale tocando pasajes que rozan lo técnicamente imposible, y también tiene la rara habilidad de hacer que cosas que son simples tengan un verdadero significado."
 

Un tiempo similar en el disco de casi una hora de duración se dedica a la suite de seis movimientos de LAGQ, que presenta una mezcla de estilos folk, jazz, flamenco, country y latino, y que ha sido descrita como "una melodía activa con trémolos entrelazados, contrapunto, tambores y escalas". Metheny contribuye con la guitarra en la quinta parte, mientras que la sección final de este movimiento presenta una melodía particularmente encantadora del cuarteto. 
 

 

El disco se cierra con el arreglo e interpretación de Metheny de Für Alina. Esta pieza es una reelaboración de la conmovedora composición para piano solo de Arvo Pärt, pero el guitarrista la mejora y embellece con un rico tapiz de sonidos.
 

Tras cuatro décadas de trabajo trascendental, a Metheny no le queda nada por demostrar, pero sigue explorando e innovando tanto en términos de género como de composición. "Hay un placer único en saber que lo que está en la página puede ser un conjunto completo de instrucciones para llegar a ese resultado musical, no sólo para estos intérpretes sino eventualmente por otros músicos en el futuro", dice. "Estoy muy contento de que cada uno de estos chicos haya encontrado su camino en la música que es suya -es inconfundible de estos guitarristas- y eso es fantástico para mí".


Galería de foto