Las 10 mejores canciones de Green Day

Por Paul Rigg

Green Day se formó en 1987 en California por el bajista y corista Mike Dirnt y el vocalista y guitarrista Billie Joe Armstrong. Nacido el 17 de febrero de 1972, Armstrong grabó su primera canción a los cinco años y empezó a tocar con Dirnt cuando tenían 14 años.    

Junto con el batería Tré Cool (que sustituyó a John Kiffmeyer en 1990), y el guitarrista ocasional Jason White, la banda ha vendido más de 75 millones de discos, lo que les convierte en uno de los artistas musicales con mayores ventas de la historia.
   

Aquí está la selección de Guitars Exchange de las 10 mejores canciones de Green Day.
    

     

10. Welcome to Paradise - Kerplunk (1991)
 

Welcome to Paradise
apareció inicialmente en Kerplunk, pero luego fue reelaborada para el álbum Dookie, que supuso un gran avance. La letra se inspiró en "el barrio marginal" donde vivían los fundadores de la banda: "Se trata de West Oakland, de vivir en un almacén con un montón de gente, un grupo de artistas, músicos, punks, vagabundos, yonquis, matones, miembros de bandas y demás que vivían en esa zona. No es un lugar por el que te apetezca pasear de noche, pero es un almacén muy limpio en el que se puede jugar al baloncesto", dice Armstrong.
   

En los primeros tiempos, los miembros de la banda solían intercambiar sus papeles, como en este caso, en el que Armstrong creó el ritmo de la batería y Cool escribió las partes de guitarra. Cool dice que el mensaje de la canción es: "Todo apesta pero nos divertimos de todos modos".
 

9. Brain Stew - Insomniac (1995)
 

A Dookie le siguió poco después Insomniac, que no fue tan grande, pero que tuvo como una de sus joyas a este Brain Stew. El tema se abre con unos acordes de guitarra muy sencillos que van aumentando hasta llegar a un crescendo tormentoso. Se dice que Brain Stew se llama así por su amigo James Washburn. "Solía tener una gran cresta; ahora es un completo cabeza de chorlito (un término californiano para alguien obsesionado con los coches)", dijo Armstrong en una entrevista de 1995. "Cuando alguien se queja, dice algo como 'Oh, tío, a ese tipo se le ha escapado una marcha'. Es una gran influencia lírica para mí". 
   

   

8. She - Dookie (1994)
 

Cuenta la historia de uno de los amores de Armstrong en la Universidad de California que conoció en un club nocturno. "Ella me dio una educación que creo que fue muy oportuna para mí. Yo era un chico tonto, que había abandonado el instituto. Ella me hablaba de la forma en que las mujeres han sido cosificadas durante tantos años, y yo sólo escuchaba", dice sobre su introducción al feminismo.
   

La canción no tuvo la misma repercusión que los anteriores sencillos de Dookie, pero no obstante se convirtió en una de las preferidas de los fans en los conciertos de Green Day. También es una de las canciones favoritas de Armstrong: "Tocaré 'She' el resto de mi vida...", dijo, "ha envejecido bien".
 

7. When I Come Around - Dookie (1994)
 

La vida en la carretera trajo una serie de tensiones a la vida de Armstrong entre las que se encontraba la tensión que supuso para su relación con su novia de entonces, la chica de Minnesota Adrienne Nesser. La pareja se conoció en un concierto de Green Day en 1990, cuando ella le preguntó dónde podía encontrar una copia de uno de sus álbumes. A partir de esa conversación poco propicia, su relación se convirtió en una relación duradera y en un matrimonio. Pronto tuvieron dos hijos, Joseph Marciano (de 25 años) y Jakob Danger (de 22).
   

Al parecer, cuando Green Day tocó esta canción en Woodstock 94, un fanático lanzó barro al escenario y Armstrong se lo metió en la boca. Esto provocó una pelea de barro y una invasión del escenario en la que Dirnt resultó bastante malherido cuando un miembro del personal de seguridad intentó expulsar a los fans del escenario. En el vídeo asociado, sin embargo, los que disfrutan del barro parecen compartir un momento único: "No hay tiempo para buscar en el mundo alrededor, Porque sabes dónde me encontrarán, Cuando venga, Cuando venga".
   

   

6. Longview - Dookie (1994)
 

Green Day son esencialmente un power trío como Nirvana, y al igual que aquella legendaria banda de grunge su primer gran éxito trataba el tema del aburrimiento. Su pegadiza introducción de bajo (supuestamente "descubierta" en un viaje de LSD) y su letra de estilo "oh, bueno, da igual, no importa" ayudaron a que la banda obtuviera su primer número 1.
   

El título proviene del nombre de un pequeño pueblo de Washington y es una oda al placer en solitario. "Muérdeme el labio y cierra los ojos, me estoy deslizando hacia el Paraíso, algunos dicen 'déjalo o me quedaré ciego' Pero es sólo un mito", canta Armstrong.
 

5. American Idiot - American Idiot (2004)
 

Publicada en la época en que George W. Bush pedía una "guerra contra el terrorismo" tras el 11-S, esta canción parece aún más apropiada para estos tiempos. Habían pasado diez años desde el lanzamiento de Dookie y mientras algunos se preguntaban si Green Day volvería a alcanzar las mismas cotas, la banda produjo American Idiot, y se encontró de nuevo en la cima. En 2009, Armstrong ofreció una inspiración adicional para la canción, después de escuchar una letra de Lynyrd Skynyrd: "Era algo así como 'Estoy orgulloso de ser un paleto' y yo me quedé en plan: Dios mío, ¿por qué estarías orgulloso de algo así? Esto es exactamente contra lo que estoy... [Cuando llegué al estudio] miré a los chicos en plan: ¿Os importa que lo diga? Y ellos dijeron: 'No, estamos de acuerdo contigo'. Y así empezó a rodar la pelota".
  

  

4. Boulevard of Broken Dreams - American Idiot (2004)
 

Esta joya es quizás la canción más vendida de Green Day y provoca la histeria cuando se toca en directo. En un concierto en el festival de Reading, por ejemplo, Armstrong da una clase magistral sobre cómo hacer que el público se vuelva loco mientras destroza su Fender Telecaster personalizada. Boulevard of Broken Dreams fue el segundo single de American Idiot y trata de la soledad y la pérdida del sueño americano.
   

El título de la canción hace referencia a un cuadro de Gottfried Helnwein que representa a Marilyn Monroe, James Dean, Humphrey Bogart y Elvis en una cafetería americana, aunque también se utilizó en una imagen de Dean caminando con un gran impermeable negro por una calle empapada de lluvia. "Hay una vieja foto de James Dean en la que está caminando por Nueva York y debajo dice 'Boulevard of Broken Dreams'. Es una gran foto de él, así que de ahí tomé el título", dijo Armstrong.
 

3. Good Riddance (Time Of Your Life) - Nimrod (1997)
 

Escrita en un momento de frustración cuando la entonces novia de Armstrong le dejó y se mudó a Ecuador, esta balada destaca otra faceta del sonido de Green Day. Escrita originalmente en 1990, la banda retuvo la canción porque sus violines y guitarras acústicas no encajaban con su imagen punk de entonces. Muchos fans la consideraron una venta cuando la escucharon por primera vez porque no podían relacionarla con el "sonido Green Day". Sin embargo, se convirtió en un éxito y, como era de esperar, se ha utilizado en innumerables eventos de despedida y en programas de televisión, y es un elemento básico en sus conciertos en directo. Pero imagínate el momento en que la tocaron por primera vez en directo: "La primera vez que tocamos esa canción fue durante un bis en Nueva Jersey; tuve que tomar una cerveza entre bastidores para armarme de valor. Sabía que íbamos a recibir un tomate en la cara", dijo Armstrong.
  

  

2. Jesus of Suburbia - American Idiot (2004)
 

Jesus of Suburbia
es otra canción de Green Day que rompe con su imagen. El argumento trata de un adolescente desencantado que se ha criado cómodamente, pero que se rebela contra la mentalidad pueblerina de su familia y amigos y se marcha a la ciudad. “Soy el hijo de la rabia y el amor, el Jesús de los suburbios", canta Armstrong.
    

Esta "ópera rock" de nueve minutos de duración, estructurada en cinco partes, supuso una nueva conmoción para muchos de los fans más acérrimos de la banda. A menudo se ha comparado con Bohemian Rhapsody de Queen, que al principio fue rechazada por su compañía discográfica por "no ser Queen", sólo para que la banda explicara que "no, esto realmente define a Queen". Como es sabido, Jesus of Suburbia, al igual que Bohemian Rhapsody, se convirtió en otra de las canciones favoritas de los fans.
 

1. Basket Case - Dookie (1994)
 

En este caso, sin embargo, el número 1 es para Basket Case, ya que simplemente lo tiene todo: una melodía pegadiza, un gran ritmo y un estribillo antológico. También tiene maravillosos ganchos de guitarra: en una versión en directo en el Olympiahalle de Munich se puede ver a Armstrong, por ejemplo, tocándolos en su famosa copia de la Stratocaster de Fernandes, conocida como Blue.
    

Sin embargo, lo que hace que esta canción destaque realmente es que ayudó a romper el tabú de hablar de los problemas de salud mental. Armstrong sufría paranoia, ansiedad crónica y ataques de pánico y, al menos en la canción, lo afronta de forma claramente autodestructiva. Un psiquiatra le dice que el sexo le hará sentirse mejor, por ejemplo, así que acude a una prostituta... sólo para que otra persona escuche sus problemas. "La única forma que sabía de afrontarlo era escribir una canción sobre ello", explica el vocalista.
   

El vídeo que lo acompaña se filmó en una institución mental de California y fue reproducido en rotación por la MTV, lo que ayudó a que la canción pasara cinco semanas completas en el primer puesto de la lista de canciones de rock moderno de Billboard.