El 'Guitar Hero' humilde

Por Paul Rigg

Nacido en el Reino Unido, Peter Frampton (22 de abril de 1950) es un guitarrista, cantante y una leyenda del rock de todos los tiempos.  

Frampton comenzó su carrera a los 14 años en The Preachers trabajando con Bill Wyman de los Rolling Stones; fue a la escuela (y, muchos años después, de gira)) con David Bowie; y luego formó Humble Pie antes de comenzar una carrera en solitario y convertirse en una superestrella mundial, tras el lanzamiento de Frampton Comes Alive!. Desde entonces ha trabajado con muchos de los mejores, ha lanzado una docena de discos y en 2007 ganó un Grammy por Mejor disco de pop instrumental con Fingerprints.
 

Guitars Exchange se pone al día con Frampton temprano, en una mañana a mediados de mayo de 2018 mientras se encuentra en Los Ángeles, donde visita a sus amigos. Como acaba de comprar unos cuantos pedales el día anterior (un OCD, un Friedman 'Dirty Shirley' y un 'digital delay' Boss DD500 - del que afirma que "es la madre de todos los 'delays'") ha estado tocando, y planea continuar una vez nuestra entrevista haya terminado.
 

 

Pero por ahora, su guitarra está en su cama junto a él, tiene un café en la mano, y está ansioso por hablar de su increíble carrera, sus dificultades con la fama y el futuro de las guitarras en la semana que Gibson presentó su quiebra.  

GE: ¿Te sorprendió escuchar la noticia de la quiebra de Gibson?
 

PF: Hemos estado escuchando los rumores durante un tiempo. No sé nada sobre el aspecto comercial de eso y ese no es mi fuerte, pero no creo que Gibson desaparezca nunca, es una compañía con un gran patrimonio y creo que se salvará. Esa es mi esperanza, es demasiado histórica para desaparecer.  



GE: ¿Dice algo sobre el futuro de la música con guitarras?
 

PF: Sube y baja; un año son los teclados, luego las flautas y luego las guitarras; tal vez encuentre un nivel un día en el que sea constante, no puedo decirlo. Pero la guitarra es un instrumento tan deseable, una vez que sabes que puedes tocar una canción de principio a fin estás enganchado. Mientras viajo por el mundo, sigo notando a jóvenes guitarristas que salen de la nada. Recientemente conocí a una niña de 11 años, su nombre es Joy, en una escuela de rock en Winnipeg, Canadá, y era tan apasionada por su guitarra. Los dos empezamos cuando teníamos siete años y ella tiene la misma pasión que yo. Así que todavía están ahí afuera.  

GE: Volviendo al comienzo de tu carrera, ¿cuál fue tu primera guitarra?
 

PF: Mi primer instrumento fue un 'banjolele' que mi abuelo me dio a través de mi padre, que es el que George Formby usó. Estaba afinado como un ukelele pero era lo único que podía usar cuando tenía siete años. Pero en un año pedí lo que se llamaba "guitarra de plectro", no tenía otro nombre. No tengo la original ahora porque, por supuesto, tuve que cambiar mi primera guitarra por la segunda en esos días. Mi segunda fue una Hofner Club 60; me encantaba esa guitarra. Esa fue mi primera eléctrica de verdad.
 



GE: Empezaste con The Herd cuando tenías solo 16 años y formaste parte del movimiento Mod. ¿Cómo fue estar involucrado en la escena de 'swinging London' a esa edad?
 

PF: Bueno, fue bastante surrealista para mí, excepto que realmente no sabía lo surrealista que era; solo lo experimentaba a diario. Mi primera gran sesión de grabación fue cuando tenía 14 años, en una banda llamada The Preachers. Bill Wyman estaba relacionado con nosotros porque el batería Tony Chapman, que era amigo mío, era el batería original de los Stones, antes que Charlie [Watts], y presentó a Bill a los Stones, por lo que cuando Tony ya no estaba en la banda Bill se sintió en deuda con nosotros. Le dijo: 'Cuando consigas una banda, te llevaré a un estudio, seré el productor y ayudaré a administrar', así que luego me hice amigo de Bill muy joven. Así que cuando tenía 15 años iba a todos estos clubes después de hora con él (risas) y allí me quedaba boquiabierto bebiendo mi Coca Cola o Pepsi con Brian Jones o Paul McCartney allí delante. Bill básicamente me descubrió, y The Preachers terminó siendo producido por Glyn Johns porque estaba trabajando con los Stones, así que fue como comenzar por lo más alto en mi primera sesión seria. Estaba en lo más alto en 1966, tenía 16 años, y había estado yendo a la ciudad desde 1964; mucho antes de lo que debería haber estado yendo allí. Fue inolvidable.
 

GE: He escuchado que en los últimos meses de Small Faces, cuando
Steve Marriott decidió abandonar la banda, los otros tres le preguntaron si querías ser su reemplazo; ¿es eso cierto?
 

PF: Sí. Es gracioso porque Steve, descanse en paz, y yo estábamos hablando por teléfono acerca de los nombres y me lanzó cerca de media docena de nombres y dije 'Humble Pie, ese es el que me encanta'. Así que simplemente colgué a Steve y Ronnie Lane, mi querido Ronnie, me llamó y me dijo: "¿podemos ir a verte?" Así que vinieron y me preguntaron y mi único pensamiento fue "podríamos haber estado todos en la misma banda ", lo cual fue triste para mí porque desde que la primera vez que vi a los Small Faces en Ready Steady Go! tocando en directo What’cha Gonna Do About It? pensé "Quiero estar en una banda con ese tipo" [Marriott]. Era increíble, tenía tanto talento, y estoy encantado de haber trabajado con él durante tanto tiempo.
 

 

GE: Cuando Humble Pie comenzó a moverse hacia un sonido de rock más duro con Rockin 'The Fillmore, se ha sugerido que sentiste que tenías que abandonar la banda; ¿Te molesta eso?
 

PF: No, no lo hice en realidad. Hay algunas malas interpretaciones aquí. De hecho, hice algunos de los riffs más pesados ​​de Humble Pie, como I Don't Need No Doctor y Stone Cold Fever por nombrar solo dos, por lo que no se puede decir que el heavy no fuera lo mío, lo fue, me encantó. Es solo que nuestra dirección se había reducido y eso es todo lo que estábamos haciendo, porque eso es lo que quería el público. Estábamos más o menos gravitando hacia hacer el directo lo más poderoso posible; especialmente cuando estábamos yendo y abriendo para otros en lugares con 10.000 asientos, queríamos ser recordados. Así que comenzamos a endurecer todos los conciertos y se volvió más y más eléctrico, lo cual me encantó, no había nada de malo en eso, fue fenomenal, pero el lado más acústico de Humble Pie se estaba reduciendo, y yo quería ser capaz de tocar toda la gama en lugar de hacer solo un tipo de cosas. Creo que probé eso en Wind of Change, mi primer disco en solitario, que abarcó toda la gama desde la guitarra acústica hasta Billy Preston y el rock total.
   

GE: ¿Conociste al legendario Pete Drake, músico de pedal steel, mientras los dos ayudabais a George Harrison a grabar 'All Things Must Pass'?
 

PF: Sí.  

GE: Creo que jugó un papel decisivo en la introducción de la famosa 'Talk Box' en tu música. ¿Qué fue lo que más te cautivó de ese efecto?
 

PF: ¿Te acuerdas de Radio Luxemburgo? ¿Recuerdas el distintivo de llamada? Estaban en el 208 del dial, y tenían el distintivo de llamada 'Fabulous 208' [Frampton produce un sonido 208 distorsionado] y estaba hecho en algo muy similar a un 'Talk Box', así que cuando solía escuchar Radio Luxemburgo, que tenía la mejor música, de 7 a 10, creo, ese sonido me atrapaba. Así que cuando Pete Drake se sentó frente a mí en los estudios de Abbey Road, con una caja de metal y un artilugio en la boca, y el pedal steel comenzó a cantar para nosotros, George y yo nos quedamos mirando y pensando '¿qué diablos es eso?'; estábamos atónitos, nos quedamos boquiabiertos, y me vino a la cabeza 'ahí está, ese es el sonido que he estado buscando todos estos años'.
 

Los estadounidenses no hacen ese enlace entre el 'Talk Box' y Radio Luxemburgo, pero cerró un círculo increíblemente rápido y le dije '¿de dónde sacaste eso?' Y Pete me dijo que lo había hecho él mismo. Más tarde, Rose Drake, la esposa de Pete, recibió una llamada de Joe Walsh que había oído hablar de esto y dijo: "sería posible tomar prestada la 'Talk Box' de Pete Drake, tengo esta canción que quiero hacer" y así surgió Rocky Mountain Way, que todavía creo que es el mejor solo de 'Talk box'.
 

Más tarde, Joe le dijo a Bob Heil, un querido amigo que hace micrófonos y altavoces: "Bob, ¿puedes hacerme uno de estos pero más ruidoso?" Y Bob dijo "sí, creo que puedo" y esa fue la primera 'Talk Box' de Heil. Bob me dio una como regalo de Navidad, probablemente en 1973. La cogí y me encerré en una sala de ensayo durante puede que una semana y salí hablando con ella. La usé por primera vez en el disco Frampton, que es en el que aparece la versión de estudio de Show Me The Way, pero luego lo introduje en el escenario para una parte de Do You Feel, y me sorprendió el efecto que tuvo en la audiencia.
  Lo curioso fue que estábamos abriendo para Joe Walsh (risas), esto fue antes del disco en directo, y pobre Joe, ya había usado el 'Talk Box' antes de que él apareciera en el escenario, no estoy seguro de lo bien que le sentó en ese momento, pero ahora nos reímos de ello...  

 

GE: ¿Tenías algún presentimiento de que el disco en directo iba a ser tan especial?
 

PF: Bueno, la primera vez que lo usé en el escenario simplemente me impactó - toda la banda quedó noqueada - fue como que toda la audiencia se movió un palmo más cerca del escenario en masa, era magnético, la gente simplemente no tenía idea de lo que estaba pasando. La cosa es que mi sentido del humor es británico, obviamente, el autodesprecio siempre gana, y así soy, nunca me tomo en serio. Es un sonido divertido y, en todo caso, me estoy burlando de mí mismo de muchas maneras al hacer estos ruidos informáticos, que nadie había escuchado realmente hasta ese momento. Entonces fue enormemente efectivo desde la primera vez que lo usé en adelante. Todavía tiene el mismo efecto, pero creo que es más ahora porque las canciones están arraigadas en la memoria de muchas personas. Pero los jóvenes entran - las audiencias se vuelven cada vez más jóvenes, gracias a Dios - y todavía veo el asombro en sus caras. Me costó 150 dólares y hasta ahora me ha vendido más de 17 millones de discos, así que...  

GE: Muchos artistas se desmoronan frente a ese tipo de éxito; ¿Cómo te afectó?
 

PF: ¡Me desmoroné! (risas) ¡Totalmente! (risas)  

Pensé que estaba preparado: había sido producido por un Rolling Stone, había estado en The Herd y Humble Pie, había tocado en Top of the Pops, sé todo sobre este negocio de éxito, ya sabes, todo está bien, y entonces Frampton Comes Alive sale y yo... me convertí en picadillo. Me convertí en esta cosa demandada y me convertí en una entidad más que en mí mismo, y me perdí por un tiempo. Pero desafío a cualquiera que no necesite algo de tiempo para lidiar con eso, fue bastante fenomenal. Pero soy un superviviente, soy muy belicoso: si me derribas volveré a levantarme y volveré más fuerte. Creo que recibí eso de mi madre y mi padre, que fueron figuras muy positivas en mi vida. Tuve mucha suerte de tener tan buenos padres.
 

GE: Gracias por eso; ahora, en un cambio de dirección, me gustaría decirte una serie de nombres y pedirte una palabra o el primer recuerdo que se te venga a la mente:
   

¿Jerry Lee Lewis?
 

Dios mío, pude tocar con Jerry Lee Lewis en una sesión con Albert Lee y Rory Gallagher. No puedo creerlo. Fue el comienzo para mí de ser un músico de sesión, algo que iba a hacer más tarde, cuando salí de Humble Pie. Fue entonces cuando mis amigos me pidieron que tocara en sus discos. Sabes que estaba petrificado, a este hombre le llaman "el asesino", así que estaba un poco intimidado, pero fue muy amable y les dio la bienvenida a todos. Fue como ir a la Cooperativa y tomar tu número y luego esperar a que alguien diga 'el número 19, ¡ya está!' y allí estoy con Albert y Rory; ¡fue simplemente increíble!
 



¿Ringo Starr?
 

Uno de mis mejores amigos y un fenomenal batería. La gente a veces lo pone de manera diferente a eso, pero yo soy un gran fanático de Ringo porque nadie más podría haber tocado en esas canciones de los Beatles y hacer que suenen tan únicos; además su sensación es completamente diferente a la de cualquier otra persona. Escribí mi primera canción con él el año pasado y la próxima semana voy a escribir otra con él, ya que estoy en Los Ángeles en este momento. Le dije: 'Tengo tu caballo y he estado puliendo la espada, así que lo estoy acercando a Sir Ringo, voy a asegurarme de que tienes bien tu armadura' (risas).
 

¿Barry Gibb?
 

Hombre adorable, maravilloso escritor y cantante, muy divertido, y alguien que es muy serio y apasionado por lo que hace.  

¿Mike McCready?
 

Antes que nada, ¡es un gran fanático de Humble Pie! (Risas) Es un personaje tan encantador. Los de Pearl Jam son como una gran familia feliz. He tocado con Mike y Matt [Cameron, de Soundgarden] en Black Hole Sun, y otra que hicimos juntos, lo que fue emocionante. Mike hace mucho por las organizaciones benéficas, los jóvenes y la enfermedad de Crohn, ha sido el chico del póster para ellos, y lo ha hecho mucho bien.
 

¿Giras con Yes?
 

¿Con cuál? (risas) ¡He estado de gira con todos ellos! Yes, No-Yes y Yes-No. De hecho, voy a cenar con Trevor Rabin la próxima semana porque saldrán con la versión de Jon Anderson muy pronto. Siempre he sido fan de Steve Howe, incluso antes de que estuviera en la banda, y a Chris [Squire] le recuerdo del Marquee de una banda llamada The Syn, porque The Herd también tocaban allí. Todos venimos de hace mucho tiempo. Alan White, por supuesto, es uno de mis baterías favoritos de todos los tiempos. Y Bill Bruford. Siempre han tenido tremendos músicos.
 

GE: Pasando ahora a las preguntas sobre la guitarra, hace dos años grabaste un disco llamado Acoustic Classics, en el estilo 'Unplugged'. ¿Cuál fue tu equipo para ese álbum?
 

PF: En cuanto a la guitarra, un par de D-42 Martins Peter Frampton, que utilizo en diferentes afinaciones. Toqué mi Epiphone Texan original que tocaba con Humble Pie y escribí todas mis canciones hasta aproximadamente 1980, utilicé una versión renovada de eso, y una Dupont, una guitarra tipo Django francesa, fenomenal, que obtuve directamente de Francia. Luego también tengo una vieja acústica de corte de Tacoma Chief.  

 
 

Las enchufamos a dos Neumann U67 que habían sido modificados para tener un poco más de gama alta en ellos, y esos fueron utilizados como un estéreo a unos dos pies de distancia de mí, y luego dos micrófonos estéreo de cerca. No se limitaba la grabación, por lo que si cantaba al mismo tiempo usaría otro Neumann U47, dependiendo de si estaba cantando en vivo o simplemente tocando la pista primero. Me permití un solo acústico y luego, en Do You Feel, ése fue el único en el que toqué un bajo acústico, por lo que no había ninguna guitarra eléctrica allí, excepto, por supuesto, para el 'Talk Box'. Lo pensé y no me gustó porque se salía del ámbito de lo que era, pero dije 'no será lo mismo si no lo uso', así que lo hice; pero esa fue la única parte eléctrica en todo el disco.
 



GE: ¿Qué guitarristas has escuchado en las últimas semanas?
 

PF: Todavía escucho a los viejos. Django Reinhardt, Kenny Burrell, Wes Montgomery, George Benson, el del principio y el posterior George Benson - tenía 16 cuando tocó con Jack McDuff, un músico increíble - ese es mi lado jazz; y luego he estado escuchando a todos los 'Reyes' y a T-Bone Walker porque voy a grabar algunas pistas de blues, porque comenzamos a hacer la versión del 'Same Old Blues' de Freddie King y está yendo muy bien en directo. Mi banda y yo estamos muy entusiasmados con eso.
 

GE: Finalmente, ¿qué consejo le darías a un guitarrista que acaba de comenzar?


PF: ¡Haz lo que hice! Escuché a tantos guitarristas diferentes de tantos géneros como pude y me atrajeron, y traté de aprender a notar lo que estaban haciendo. En los viejos tiempos, recibía el disco y lo ralentizaba de 33 rpm a 16 rpm, por lo que sería una octava más baja pero la mitad más rápida; pero hoy en día existen todas estas maravillosas aplicaciones que ralentizan las cosas. Todavía lo hago, porque así es como aprendes, pensando: '¿cómo diablos hace eso? Mis dedos no son tan largos como me gustaría, ciertas cosas no son tan fáciles para mí, pero he aprendido a solucionarlo y a aprender mi propio estilo. Y eso es en lo que los guitarristas jóvenes deberían esforzarse. Escucha a muchos guitarristas, y otros instrumentos; Aprendí pequeños solos de armónica Little Walter, por ejemplo, porque estaba tratando de tocar como una guitarra a través de un amplificador distorsionado con su armónica y sonaba como Little Walter: cualquier cosa por un desafío, haz que tu cerebro y tus dedos vayan a donde se encuentran No has estado antes cuando estás practicando. Un día, cuando ya has hecho suficiente, te despiertas y tocas y piensas "ese soy yo"; lo tocas a tu manera. Eso me sucedió durante Humble Pie: no estaba tocando blues directo ni jazz directo, pero me sentí 'wow, ahora soy yo mismo'. Es una sensación maravillosa cuando creas tu propio estilo.
 

La entrevista se cierra con Frampton mencionando un popular video de Youtube con su paseo por Madrid junto a David Bowie, cuando estaban 'buscando una cerveza', y dice que ese video, en particular, es uno que le enternece el corazón. Luego, hablamos brevemente sobre su próxima gira por los EEUU con Steve Miller, y me explica que cada vez que tocan juntos, siempre sale bien.
 

A pesar de ser una leyenda del rock y un héroe de la guitarra para muchos, el hombre de Humble Pie sigue siendo modesto, amable y muy entretenido; no es un logro insignificante en una industria llena de subestimación y egos. Le agradezco en nombre de Guitars Exchange y él responde: "De nada, podemos hacerlo de nuevo siempre que quieras". Y ahí está; un caballero hasta el final.


Galería de foto

©CordonPress