Las 10 mejores colaboraciones de Duane Allman

Por Sergio Ariza

Siempre he pensado que cuando se habla de los mejores guitarristas, Hendrix está fuera de la conversación, es el mejor y más importante guitarrista que ha existido, una especie de alienígena de otro planeta o de Dios mitológico que está un punto por encima del resto de mortales. Pero si me preguntan quién es mi favorito de entre ese resto de mortales, no tengo duda, Duane Allman. El mayor de los hermanos Allman es el guitarrista que más veces ha logrado emocionarme a través de sus solos y eso que su carrera es, trágicamente, muy corta. Sin llegar a cumplir los 25 le dio tiempo a dejar una increíble huella en la música, no solo como miembro fundador de la Allman Brothers Band sino también a través de su trabajo como músico de sesión que es en lo que nos centraremos aquí. (Eso sí, dejaré fuera su increíble colaboración con Eric Clapton en Derek & The Dominos, ya que en los créditos de Layla aparece como miembro de pleno derecho de la banda y no como músico de sesión)  

Wilson Pickett - Hey Jude (noviembre 1968)
 

En noviembre de 1968 Duane Allman ya había formado parte de dos bandas distintas, los Allman Joys y Hour Glass, junto a su hermano Gregg pero tras la separación de estos, debido a su nulo éxito comercial, estaba sin banda. Así que no lo dudó cuando Rick Hall, el dueño de los estudios Fame en Muscle Shoals, Alabama, le escribió una carta invitándole a formar parte de los músicos de sesión de su estudio. Hall le había descubierto cuando Hour Glass grabó en abril de ese año unas maquetas allí. Su primera sesión fue, nada más y nada menos, que para Wilson Pickett. No había ningún material programado, así que Duane sugirió que grabaran el Hey Jude de los Beatles, el single de los de Liverpool que estaba en el número 1 en las listas desde septiembre, Hall y Pickett pensaron que era una tontería, pero el cantante decidió darle una oportunidad. El resultado final dejó a todos boquiabierto, Pickett no se lo podía creer y comenzó a llamar a Allman 'Skyman' lo que combinado con su viejo apodo de 'Dog' le daría su apelativo definitivo, 'Skydog'. Y Hall no dudó en llamar a Jerry Wexler, el mandamás de Atlantic Records, para ponerle la canción en el auricular. Este quedaría tan impresionado que compraría el contrato de Allman por 15.000 dólares, una barbaridad para un músico de sesión. Cuando el single se publicó con éxito desde Inglaterra Eric Clapton lo llamó "el mejor solo que había escuchado nunca". Una verdadera explosión que incluso hizo que Hall bajara al mínimo a las coristas cantando la recordada coda del final para dar más protagonismo a la guitarra de Allman. Una guitarra que todavía no era su mítica Les Paul sino una Stratocaster con un Fuzz Face conectados a un Fender Twin Reverb. Por ponerle un pero a una canción casi perfecta está el hecho de que Hall la corte en el momento en el que Duane está absolutamente encendido... Tanto es así que Jimmy Johnson, otro de los músicos presentes en la grabación, lo llamó el inicio del 'Rock sureño'.



Clarence Carter - Road to love (diciembre 1968)
 

Otra grabación absolutamente mítica, Road To Love de Clarence Carter, grabada poco tiempo después de Hey Jude, supuso la primera grabación de Duane tocando el slide. Con el tiempo se convertiría en el músico de slide más importante de la historia pero es que sus primeros pasos ya eran sobresalientes. Baste escuchar al cantante exhortarle a que "play that thing, now" antes de su solo para poco después asegurar "I like what I'm a-listening to right now". A nosotros también, Clarence.
 

Aretha Franklin - The Weight (enero de 1969)
 

¿Qué puede salir mal si juntas a una de las mejores voces de todos los tiempos con uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos? La respuesta es simple, nada. Y es que, para colmo, el material elegido es una de las mejores canciones jamás escritas por Robbie Robertson, The Weight. La versión sigue el esquema utilizado un poco antes por King Curtis, con Duane también a la guitarra, y es el slide el que abre la pieza y puntúa a la perfección la sobrenatural voz de Aretha. Duane seguía utilizando su Stratocaster.




Boz Scaggs – Loan Me A Dime (mayo de 1969)
 

Gloria pura, Duane saca a relucir la influencia de B.B. King en uno de sus solos más expresivos y delicados, pura energía emocional para una obra de arte que eleva hasta los cielos esta versión del Loan Me A Dime de Fenton Robinson a cargo de Boz Scaggs, un ex Steve Miller Band, que también entrega una sentida interpretación vocal. Claro que una vez que Duane se lanza al solo final con el increíble apoyo de los Swampers no hay oídos para nada más. Esta vez sí que tiene todo el tiempo del mundo y lo sabe aprovechar. Para los que piensen que Duane solo es bueno con el slide y una Les Paul que escuchen con atención esta canción, una de las últimas que grabó con la Strato, que es posiblemente el mejor blues que haya tocado fuera de los Allman Brothers, una banda que había tenido su primer ensayo, un mes antes de esta grabación.
 

Lulu - Dirty Old Man (Septiembre de 1969)
 

Lulu
era una popular cantante pop británica, tanto que ese mismo año había representado a su país en el Festival de Eurovisión, pero Jerry Wexler quería darle una pátina de credibilidad llevándosela a grabar a Muscle Shoals y reclutando a su guitarrista favorito. Los resultados no se pueden comparar a los obtenidos por su compatriota Dusty Springfield en Dusty In Memphis pero Duane vuelve a destacar sobremanera en este Dirty Old Man compuesto por Delaney Bramlett de Delaney & Bonnie.
 

Johnny Jenkins – Down Along The Cove (Noviembre de 1969)
 

Johnny Jenkins
era el líder de la banda en la que comenzó a cantar Otis Redding y el hombre que, involuntariamente, sirvió para que terminara grabando en Stax. A finales de los 60 fichó por la recién creada Capricorn Records, la discográfica que se había formado a partir de los Allman Brothers. Así que la participación en este disco era casi una cosa familiar para Duane que tocó en varias canciones de su debut en la compañía. Uno de los mejores ejemplos es esta versión del Down Along The Cove de Bob Dylan, en el que brilla con luz propia su trabajo con el slide, esta vez ya con su Les Paul y su compañero Berry Oakley tocando el bajo.




Delaney & Bonney - Living On The Open Road (Abril 1970)
 

Para cuando Duane grabó esta canción en Nueva York en la primavera de 1970, su Gibson Les Paul Standard del 59 Cherry Burst ya sabía hablar hasta en arameo. La fluidez de su fraseo con el slide es ya la de un maestro absoluto. Es curioso saber que Delaney le había pedido a Jerry Wexler que consiguiera a Ry Cooder para tocar el slide pero este le sugirió que probara con Duane con el que terminaría formando una bonita amistad. Algo normal si escuchamos el regalo que le dejó en canciones como esta.
 

Laura Nyro - Beads Of Sweat (Mayo de 1970)
 

Todas las canciones de este listado aparecen en uno de los dos volúmenes de los imprescindibles recopilatorios An Anthology. Todas menos, incomprensiblemente, esta gema que une la voz de terciopelo de Laura Nyro con la guitarra de Duane Allman. Una conjunción hecha en el cielo en la que Duane demuestra estar más que preparado para su tiempo junto a Clapton en los Dominos ese mismo verano.
   

Herbie Mann - Push Push (Julio 1971)
 

Julio de 1971 vio la aparición del mítico At Fillmore East de los Allman Brothers, el disco que les iba a convertir en estrellas, pero Duane no estaba dormido en los laureles. Ese mismo mes participó junto al flautista de jazz Herbie Mann en su disco Push Push. Mann había grabado con Chet Baker, Count Basie, Clifford Brown o Sarah Vaughan pero desde finales de los 60 coqueteaba con la fusión, el soul y el funk. Por su parte Duane declaraba que sus grandes influencias de la época eran Miles Davis y John Coltrane, siendo Kind Of Blue su disco de cabecera. La canción que da título al disco está basada en un 'groove' funk y tiene uno de los solos más espectaculares de la carrera de Duane. El fraseo de manual de su Les Paul es instantáneamente reconocible a partir de los 3 minutos y 18 segundos. El cielo era el único límite. El único pero a esta increíble colaboración es la horrorosa portada del disco con Herbie enseñándonos su 'pecho lobo'.
 

Cowboy - Please Be With Me (Septiembre 1971)
 

Cuando Galadrielle Allman, la única hija de Duane, decidió publicar un libro sobre su padre no lo tituló con una canción de los Allman Brothers sino Please Be With Me: A Song for My Father, como una de las últimas canciones que había grabado Duane antes de su trágico accidente de moto en 29 de octubre de 1971. Esta canción aparecía en 5'll Getcha Ten, el segundo disco de Cowboy, una banda que había logrado un contrato de grabación gracias a su amistad con Allman y cuyos dos principales miembros terminarían formando parte de Great Southern, la banda de Dickey Betts. Es una bella balada country folk con bonitas armonías pero lo que la convierte en una verdadera obra maestra es el dobro con slide que toca Duane, capaz de arrancar una lágrima hasta a una piedra. Sobre todo si tenemos en cuenta que al mes de grabarla iba a morir sin llegar a cumplir los 24 años. ‘¿Hasta dónde podría haber llegado?’ es una de las más trágicas preguntas de la historia del rock.