Soñando con Jeff Beck (una noche con Paul Reed Smith)

Por Massimo D'Angelo

El pasado jueves 11 de Noviembre, frente a más de un centenar de apasionados y fanáticos de la marca y de las seis cuerdas, el Hard Rock Cafe de Madrid se transformó en el inmejorable escenario para la presentación de los nuevos modelos PRS Maple Top “SE” de 2017, de la mano de Adagio Distribución. ¿Y quién mejor que el mismo Paul Reed Smith para presidir el evento?    

A sus sesenta años cumplidos en febrero, Paul está emocionado por su primera visita al país “que inventó la guitarra… ¡Todo nació aquí!”. Una banda improvisada, que aprendió cuatro clásicos de rock y blues sólo un par de horas antes, estuvo al lado del ‘abuelo’ que, guitarra a la mano (una de las dos que posee), sacó su mejor cara de niño, ésa en la que no se borra la sonrisa. El genio tiene pinta de pasárselo más que bien sobre las tablas, y su placer arrancó con Cause We’ve Ended As Lovers de Stevie Wonder. Sí, Paul se defiende con las seis cuerdas y se divierte.
   

Después de calentar su ampli con Waitin’ For The Bus/Jesus Just Left Chicago de ZZ Top, la noche siguió con Fire On The Bayou de The Meters y terminó con White Room de Cream. Misión cumplida.
 

 

Tras ese flash resumido de concierto emocional, llegó el momento más serio, unos consejos de ritual -“Tocad todas las guitarras que podáis... y acordaos de dar una oportunidad a las PRS”, “hay guitarras ‘baratas’ que suenan mejor que las de alta gama”, “hacemos un estricto control de calidad: cada jueves por la tarde, todos los directivos de PRS Guitars, y yo mismo, bajamos a la fábrica para probar los modelos SE y cada viernes por la mañana, a primera hora, nos dedicamos a las de alta gama”- antes de lanzar decenas de camisetas a un público entregado. Como en cada evento de este tipo que se respete, no faltó el sorteo de una de las nuevas SE. Firmas, fotos y abrazos.
   

Después llegó la hora de bajar al privée del HRC y disfrutar de una breve charla con Paul, rodeados por las mejores joyas que llevan su firma grabada en la pala.
   

GUITARS EXCHANGE: Lo has conseguido, eres el único luthier que ha llegado, en 30 años de duro trabajo, a codearse con Gibson y Fender (que nos perdone Bob Taylor de Taylor Guitars). ¿Te consideras un empresario ahora?

PRS: Soy un luthier, un fabricante de guitarras, y lo seguiré siendo siempre. Es lo que mis documentos dicen en el campo ‘ocupación’. Y no, no me codeo con Gibson y Fender. Aunque es cierto que aquí, en esta sala, esta noche, soy el fabricante de guitarras más importante.  

GUITARS EXCHANGE: ¿Cuál fue tu secreto, además de mantener un estándar de calidad muy alto?

PRS: No hay secretos. Trabajar duro. Y luego, llega un momento en el que hay que dar un pequeño paso de un millón de dólares…  

GUITARS EXCHANGE: ¿Qué consejo darías a un joven luthier que está empezando?

PRS: Que construya muchas guitarras, todas las que pueda. Que las venda y que aprenda cada día.  

GUITARS EXCHANGE: ¿Qué consideras más importante en el proceso de construcción?

PRS: Todo es importante, desde la elección de las maderas –hoy en día, hay guitarras que tienen un porcentaje de humedad demasiado alto– a las mecánicas y pickups. En general, hay que prestar mucha atención a todos los elementos que entran en contacto físico con las cuerdas: clavijas, cejuela y puente.  

GUITARS EXCHANGE: Hablando de luthieres, según tu opinión, ¿quién podría ser el próximo Paul Reed Smith?

PRS: No sabría decirte, hay muchos artesanos y muy buenos.  

GUITARS EXCHANGE: Si tuvieras que comprar una guitarra hecha a mano por un luthier, ¿de quién estaríamos hablando?

PRS: En España, se hacen muy buenas guitarras. Hay un italiano afincado aquí que hace muy buenas guitarras españolas, se llama Daniele Chiesa. Es muy bueno.  

GUITARS EXCHANGE: Hay muchos guitarristas famosos que tocan tus guitarras… pero de todos los que no las tocan, ¿a quién te gustaría ver con una PRS en las manos?

PRS: Hay muchos, pero si tuviera que elegir uno, sería Jeff Beck. Me encantaría verle tocar una PRS.  

   

La charla sigue entre cervezas y risas, y recibimos de Paul Reed Smith casi más preguntas que respuestas: Paul es una persona cercana, interesante y divertida, está enamorado de su trabajo y ha demostrado saber hacer a la perfección también el trabajo de promotor y director de marketing de los objetos de deseo en los que graba su nombre y apellidos. ¿Quién mejor que él?

Massimo D'Angelo
@massimo_dangelo


Galería de foto