Vuelve Macca

Por Tom MacIntosh

Sir Paul McCartney, con 76 años de edad lleva siendo una superestrella desde que tenía 20, no muestra signos de desaceleración en su "largo y sinuoso camino". Acaba de lanzar su 18º álbum en solitario titulado Egypt Station, vamos a echar un vistazo y escuchar.  

Cuando has logrado tanto como "Macca" (McCartney) en la música a lo largo de tantas décadas, y básicamente has coescrito lo que es el rock & roll, cuando eres muy probablemente el Dios vivo del rock más grande en la Tierra, ¿qué más tienes que probar? Podrías revivir glorias pasadas y reescribir los viejos éxitos, podrías conectar con algunos talentos jóvenes y seguir siendo relevante, o podrías confiar en tu carta más segura y tocar rock tradicional "nuevo". En este nuevo álbum, parece poner las tres opciones en funcionamiento.
 

 

El disco tiene 16 canciones, dos de las cuales son instrumentales Open Station y Station II, que son una reminiscencia del Sgt. Pepper's con sonidos ambientales de fondo de una estación bulliciosa, con personas yendo y viniendo. Según sus propias palabras es un "álbum conceptual" y lo describe de esta manera: "Me gustaron las palabras 'Egypt Station'. Me recordó a los discos que solíamos hacer... 'Egypt Station' comienza en una estación en la primera canción y luego cada canción es como una estación diferente. Lo que me dio una idea para basar todas las canciones en eso. Lo considero un lugar de ensueño del que emana la música".
 

Gran parte del disco es "poptimista", no muy diferente de muchas de las melodías de los Beatles, como Penny Lane u Ob-la-Di Ob-la-Da... "life goes on brahhh". Ofrece dulces melodías para calmar el paso del tiempo con toda su diversidad, como el melancólico toque de flauta de pan en Hand in Hand y Dominoes, donde se puede escuchar su bajo Höfner pulsando este número en toda la canción. Pero también admite que las cosas no siempre mejoran con la edad en I Don't Know, una hermosa balada de piano y (típico McCartney) Happy With You, admitiendo que una vida se "desperdicia", pero ahora disfruta de la vida sobria tanto como la anterior, "Solía ​​beber demasiado / Olvidé volver a casa / Le mentí a mi médico / Pero estos días no lo hago / Porque estoy feliz contigo", lo dice todo. Who Cares habla de bullying, preguntando "¿A quién le importa? ... A mí", que es noble, pero la alegre música parece estar en desacuerdo con las siempre simplistas letras de McCartney.
 

  

Macca lleva predicando sobre la paz y el amor desde la psicodelia de Penny Lane hasta Silly Love Songs o Ebony and Ivory, y aquí toca base con People Want Peace, una protesta cortés, y Despite Repeated Warnings, un golpe a la tempestad política que algunos dicen que es Trump, el Brexit, o ambos, incluso el cambio climático.
 

Las cosas se ponen un poco espeluznantes con Fuh You (producida por Ryan Tedder de OneRepublic) y Come On to Me, no solo dos números lujuriosos que suenan cursis provenientes de un septuagenario, quizás más adecuados para estrellas pop jóvenes sexys, sino también por su composición demasiado ligera. Otra área en la que se aventura fuera de caminos trillados es Back In Brazil, haciendo una especie de samba bop, pidiendo prestado de otras culturas, aunque quizás debería devolverlo: deja la samba a los profesionales Sir Paul. El himno Do It Now se basa en lo que el padre de Paul solía decirle, básicamente "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". Confidante es una pieza conmovedora sobre una guitarra en la que señala: "Es una canción de amor para la guitarra. Cuéntale tus problemas a tu guitarra... Un símbolo de la guitarra como compañera, amiga, confidente"; no sabemos si será su querida Les Paul, la misma con la que sale en una de las fotos promocionales del disco, pero es música para nuestros oídos aquí en Guitars Exchange.
 





En opinión de este escritor, el mejor corte en el disco es el popurrí Hunt You Down / Naked / C-Link, un excitante rock al principio, se engancha al neo-doo-wop, luego se desliza a una coda orquestal blues como guinda en la última parte. Touché Macca.
 

El álbum ha sido creado junto al productor-sabio Greg Kurstin, mejor conocido por su trabajo en el 25 de Adele, ganador de un Grammy. Este es un disco muy satisfactorio de Paul McCartney, además del primero en 5 años.

50 años después de la Beatlemanía, 'the cute one' todavía lo tiene, todavía tiene esos jugos creativos y duraderos que fluyen, y que es un placer escuchar.

 

Galería de foto

© paulmccartney.com