Fender más allá de la dupla Strat/Tele

Por Miguel Ángel Ariza

Quizá estemos hablando de la marca de guitarras e instrumentos musicales más famosa de la historia y resulta bastante tedioso el hecho de que dentro de la cultura popular, y en el mundo de los guitarristas profesionales también, tan solo dos de sus modelos son los que se ven repetidos una y otra vez en anuncios, películas, locales de ensayo de tu barrio o en los conciertos más multitudinarios. Así que hoy venimos a hablar de Fender más allá del universo Stratocaster y Telecaster.  

De hecho nos vamos a centrar, al igual que hicimos hace unos días con Gibson, en sus modelos más asequibles fuera de esa dupla de diseños de guitarra. Os dejamos 'otras' cuatro Fender que han quedado bajo la sombra de los dos modelos icónicos de la marca.
   

Fender Duo Sonic
 

En su día Leo Fender trató de mezclar en este modelo sus dos preciados diseños previos, le Tele y la Strat. En un cuerpo parecido al de la Stratocaster, aunque algo más pequeño y de escala más corta (hay veces que se refieren a esta guitarra como de escala de ¾) se añaden dos pastillas simples como en la Telecaster. Simplicidad y tamaño reducido en una guitarra que originalmente fue pensada para reducir peso y dimensiones (quizá pensando en los compradores más jóvenes) pero que ha sido la elección en muchas ocasiones de un buen puñado de artistas como John Frusciante, David Byrne o Liz Phair.
 

 

Fender Mustang
 

En su día la Mustang, con el mismo diseño que la Duo Sonic, añadía una palanca de vibrato a este modelo y, sobre todo, un selector de posiciones entre las pastillas que podía activar ambas en fase o fuera de fase dando un rango de tonos bastante variado a este modelo. Nos imaginamos que para mantener precios que rondan los 500 euros como es el caso de esta Mustang que nos ofrecen hoy en día han tenido que obviar ciertos detalles del pasado y en este modelo prácticamente la única diferencia que tiene con la Duo Sonic son su pareja de pastillas ya que viene con un único selector de tres posiciones en lugar del que comentábamos del modelo original de los 60.
 

 

Fender Jazzmaster
 

Concebida originalmente como una versión superior de la Stratocaster la Jazzmaster se unió a la fiesta allá por 1958 y traía unas cuantas novedades con ella...no todas muy aplaudidas por cierto. Quizá lo más significativo de esta guitarra eran sus dos circuitos independientes 'lead' y 'rhythm' lo cual te permite cambiar muy rápidamente y muy drásticamente su sonido (estaba pensado para pasar de un tono de solo a un tono de acompañamiento). Junto a esto su larga escala y su palanca de vibrato la convirtieron en lugar de una favorita de los jazzeros (para lo que estaba concebida) en una favorita de los rockeros, y más concretamente de los guitarristas de surf de los primeros 60. Por último añadir que, como podéis apreciar en las fotos de este mismo modelo que os enseñamos, aunque sus pastillas parezcan P-90's no lo son. Esta versión incluye dos pastillas simples American Vintage 65.
   

     

Fender Jaguar
 

Muy parecida en diseño a la Jazzmaster pero de escala más corta y más parecida en sonido a lo que típicamente esperamos de una Fender. Si los potes y el especial bobinado de las pastillas de la Jazzmaster acercaron su sonido al sonido de las P-90 y así se podría decir que 'engorda' el sonido de una single coil de Fender, con la Jaguar la marca dejó impreso su sonido de toda la vida en el diseño tan aplaudido de su Jazzmaster. Así hemos podido ver a lo largo de la historia como muchos han escogido este modelo para deleitarnos con su música. Hablamos de artistas, no demasiado surferos dicho sea de paso, como Kurt Cobain o Johnny Marr.
 



Galería de foto